Arxius

Monthly Archives: Març 2013


El pasado jueves 7 de Abril participamos en una mesa redonda, junto a otros colectivos/iniciativas (Centro Cultivos Contemporáneos del Barrio, Enmedio y NCRLab), acerca de la relación que cabe pensar y establecer entre arte y vida cotidiana. El encuentro se tituló “S’ha trencat la barca de l’art contra la vida cotidiana” y se enmarcaba dentro del proyecto LIMEN.

Nos gustaría enunciar ahora, en relación al tema de discusión tratado ese día, algunas ideas sobre los parámetros conforme a los cuales se desarrolla nuestra práctica.

 Lo primero que destacamos es que el Taller de Ficció está conformado por un núcleo duro de unas seis personas de la Assemblea de Poble Sec, el cual se generó a partir del trabajo de base desarrollado en cinefòrums, de una ayuda de la Sala d’Art Jove y de diversos bagajes sobre narrativas audiovisuales, política de representación, educación popular y trabajo con colectivos. En este sentido, entendemos nuestra práctica como situada y articulada a la de la asamblea del barrio, esto es, en continuidad a su trabajo colectivo y como un ensamblaje más al que ya existe.

 En segundo lugar, nos gustaría señalar que esta articulación, para nosotras, surge de manera connatural a los procesos desencadenados por movimientos sociales (indignados, 15-M) de los cuales formamos parte. Además, queremos revindicar la estética y práctica cultural que tales movimientos desarrollan, así como sus modelos de representación y políticas de la imagen. Con ello no negamos el papel del productor cultural, pero lo entendemos como uno más, inserto en las dinámicas del día a día de la asamblea, y no como un héroe, o decorador de manifestaciones, o elemento mesiánico que salvará a los movimientos mediante una subjetividad especial que comportaría cierta sensibilidad y estatus autónomos respecto al cuerpo social.

 En tercer lugar, es necesario subrayar que dicha inserción no es aproblemática –o simplemente “celebratoria”– del trabajo de la asamblea o mejor dicho, del espacio colectivo y político que se está construyendo. Partiendo de la idea de que es urgente una reflexión sobre la imagen y las políticas estéticas que se constituyen en el trabajo de los indignados, pensamos que nuestro posicionamiento se mueve entre la distancia crítica y la articulación de las luchas y frentes que abre la asamblea de Poble Sec. Así pues, nuestra distancia, como eje de disenso interno y oportunidad de discusión política, se basa en dos elementos:

– Por una parte, en la aproximación crítica a las narraciones y discursos que se vertebran sobre el 15-M, o en general, sobre movimientos sociales. Vemos aquí la necesidad de salir de modelos moralistas, de blanco y negro, de víctimas y opresores, para generar posicionamientos complejos y entender las paradojas y contradicciones de la política como un espacio de generación de un común plural, basado en la diferencia y no en el consenso. De modo que nos interesa alejarnos de relatos más bien apologéticos, y trabajar una política de la imagen y colaborativa que genere espacios de reflexión y disenso productivos.

– Por otra, pensamos que esta distancia crítica se juega, en el fondo, en un trabajo con la alteridad: no lo realizamos en el sentido paternal de una práctica colaborativa con un grupo social determinado, sino más bien generando alianzas y relaciones en momentos y espacios concretos (búsqueda de materiales en el archivo del barrio, entrevistas con vecinas, acciones en el espacio público vertebradas por el TrocaSec o a partir de la Festa Major, etc.). Este aspecto subraya la necesidad de pensar la circulación como otro momento de la articulación. La distribución de las imágenes y su reflexión/mediación abierta supone entender otro lugar político desde donde generar espacios de encuentro o zonas de contacto. Por ejemplo, nuestra práctica hasta ahora incluye tanto una pieza audiovisual sobre la Plaça de las Navas, Aquí es aparcamiento, como una exposición móvil de la plaza, acciones y talleres de producción colectiva o la proyección fílmica como ejercicio de autoeducación común.

En cuarto lugar, y a tenor de lo planteado en esta articulación doble (con la asamblea y con otros), es importante señalar que también nos interesa salir de las zonas seguras o de confort de la asamblea. Este paso conlleva trabajar la producción de pluralidades, desde la diferencia, para generar reflexiones complejas sobre el espacio común, mas que disuadir o dejarnos convencer por el consenso o la ilusión parlamentaria de un círculo de diálogo racional.

Finalmente, como pragmáticas de trabajo, nos basamos en dos líneas que nos inspiran y ayudan a actuar y a repensarnos. La primera línea es la tradición de investigación militante, en sus diversas ramas, ya sea con parámetros de investigación-acción participativa, ya sea mediante otras aplicaciones. Nos parece que el potencial de la generación simbólica o producción cultural puede ser un medio para desarrollar investigaciones complejas sobre la construcción de lo colectivo en relación a luchas y problemas situados del barrio. La segunda línea se basa en los marcos de la educación popular y en las formas de producir conocimiento transformador, huyendo de modos paternales y consensuales, para ensamblar comunidades de aprendizajes y diálogos complejos. Conforme a estas dos líneas, el Taller de Ficció intentaría desvincularse de ciertos sesgos de espectacularización del activismo y de otras performances disruptivas que suscitan momentos esporádicos de pseudorrevolución cultural. Por el contrario, nos centramos en desarrollar acciones y modos de operar a largo plazo, en un trabajo invisible, acaso de infrapolítica o retaguardia, que nos permita actuar a diario y situadamente para modular –según una temporalidad slow– las políticas e imágenes y el orden simbólico que las luchas sociales de nuestro barrio tratan de producir. Tal proceso, como dijo Aviv del CCCBarrio, sería una “fermentación lenta”; y cómo ponemos las manos en la masa, para establecer este tipo de articulación, lo que está en juego.

Anuncis

Hace ya casi tres semanas que participamos en el encuentro “Fem un café”, que organiza una vez al mes, en el CC. del Sortidor, el Pla Comunitari del Poble Sec a través de su Comisión de Convivencia. La idea consistió en llevar los paneles de la exposición móvil sobre Plaça de las Navas que utilizamos en el TrocaSec de noviembre, y en proyectar, tras su consulta por parte de los asistentes, Aquí es aparcamiento.

El objetivo de la pieza y del Taller de Ficció es abrir diálogos y debates en torno a temas y problemáticas que se sitúan en la cotidianidad del barrio, mediante la generación de narrativas audiovisuales y otras acciones de trabajo colectivo y visual. En este caso, el cortometraje se presentaba ante un grupo de vecinos y vecinas. La charla posterior fue una buena oportunidad de desgranar varias controversias sobre el espacio público, tales como el modelo de plaza dura y los vacíos relacionales que produce, el modelo de barrio y la necesidad de la vida en las plazas como escuela del “estar juntos”, y cómo las dinámicas metropolitanas diseñan y generan espacios urbanos poco cómodos para el encuentro con el otro. El acto nos comportó un reto y una oportunidad, puesto que era la primera vez que la pieza se presentaba ante personas con las que quizá no tenemos tantos nexos en común, o con las que no compartimos los mismos códigos lingüísticos y visuales.

Una cuestión interesante que se planteó era sobre si Aquí es aparcamiento trata sobre la convivencia en Navas. Nosotros pensamos que la pieza “trabaja” la convivencia que determina el modelo de diseño urbano y en razón de las identidades que pueblan o se instalan en el barrio. Esto, en buena medida, se hace explícito en cómo aborda la relación de tres personajes con un mismo lugar, enfatizando el parking de debajo; lo hace, además, a partir de los discursos que atraviesan el Poble Sec, de tal modo que cabría considerar la nueva plaza una “tapadera” cuyo diseño se corresponde más bien con una piel que recubre el aparcamiento y que resultaría de un proceso caótico cuya finalización se realizó con prisas (recordemos que las obras duraron más de un lustro y provocaron un enorme cansancio en quienes vivían allí).

El uso actual de Navas se enmarca en un tablero previo que no da cabida a la diferencia como eje central del espacio público, ni a otros usos potenciales; se trata de una maqueta, cuya construcción supone el paradigma del diseño político del espacio público. Pero una maqueta no es otra cosa que una ficción en tres dimensiones, con implicaciones directas en la realidad y en las personas. La pregunta subsiguiente nos parece fundamental: ¿cuándo podremos tocar también estos mecanismos de ficción y generar nuestras propias plazas? El problema, a fin de cuentas, no sería la convivencia sino la desigualdad constitutiva que la atraviesa.

aquí es aparcamiento_guiió_2

Per enregistrar i muntar la peça Aquí es aparcamiento, que es va exposar al desembre a la Sala d’Art Jove, i que vam projectar també -dues vegades- al Centre de Cultius Contemporanis del Barri (CCCB) i a l’espai de trobada veïnal “Fem un cafè” (a càrrec del Pla Comunitari, al C.C. Sortidor), vam idear el següent procediment:

1. Vam construir tres personatges que presentaven, davant de la Plaça de les Navas i de l’aparcament que s’ha fet a sota i que va condicionar tant la seva planificació, usos ben diferents, i així doncs, diferents maneres de habitar i transitar el barri.

2. Aquest personatges “van trucar” al parquing per demanar-los informació que es correspongués amb les seves “necessitats”; nosaltres, alhora, vam enregistrar aquestes converses.

3. Després vam transcriure les trucades i editar una mica els textos resultants; i a continuació, vam anar tallant i pegant -literalment- les parts que més ens interessavem per tal de composar una mena de guió.

4. Finalment, aquest document va recolzar la reconstrucció ficcional que surt a la peça, rodada i muntada a la tardor.

aquí es aparcamiento_guió_1